Hablemos muy claro, ¿te parece? Hay tanta gente queriendo Abundancia y tan poca sabiendo lo que realidad eso significa e implica… O, incluso yendo más allá, que ya disponen de ella de alguna manera y ni se dan cuenta ni lo saben. Y es que hay tanta confusión en tantas cabezas…

Quizás la Abundancia no sea tanto lo que quieres como lo que ya sí hay para lo que más necesitas. Lo que ocurre es que mucha gente no está en verdadero contacto con eso, con lo que más necesita a nivel profundo para lo que más lo necesita… su propio crecimiento interior, que en definitiva, lo sepas o no, estés de acuerdo o no, es para lo único que estás en esto de existir en la Vida, para aprender.

APRENDER ES HACERTE MÁS GRANDE

Cuando no estás en contacto con lo que has de aprender (y aprender podría significa hacerte más grande en el área que te corresponda, que casi siempre tiene que ver con lo que te representa mayor dificultad), llevándolo a la comprensión y a la paz en tu interior, lo que en realidad estás queriendo es algo más superficial, que te aleja de lo que realmente has de aprender en la situación.

Menuda paradoja que, además, en casi todas las personas es inconsciente. Ni se enteran de lo que está ocurriendo en realidad con lo que, casi con total seguridad, entrarán en algún tipo de sufrimiento. Pero todo se puede cambiar y volver a hacer otras elecciones que conduzcan a una mayor felicidad.

TODO EL MUNDO QUIERE ABUNDANCIA

Todo el mundo quiere Abundancia, que si para esto que si para lo otro. La mayoría no se da cuenta de que ese “querer”, en verdad, está instalado en una conciencia de no tener, «de falta de…»; «de ausencia de…» Un “querer” instalado en una conciencia de carencia en definitiva. Y lo más importante, insisto, ni lo saben ni se dan cuenta.

Cuando la Verdad es que la situación tal como es te está proporcionando lo que más se necesita en verdadera Abundancia. Porque Abundancia es lo único que existe, aunque sea Abundancia de carencia y escasez.

Y sé de lo que hablo, lo he vivido en mis carnes, en muchas situaciones y durante muchos años, tantos como los que tardé en darme cuenta de lo que estaba pasando en realidad, y que todo estaba ya “ahí”, delante de mis narices para lo más importante, que aprendiese lo que tenía que aprender.

Que actualizase determinadas temáticas de mi camino evolutivo, ocupándome de esos aspectos llevando por lo tanto mi vida al siguiente nivel, siempre más expandido y grande que el anterior. Esto es crecer, esto es vivir.

Te lo dice uno que ha vivido en abundancia, pero en mucha abundancia la soledad, en mucha abundancia la precariedad, en mucha, pero que en mucha abundancia la impotencia, la tristeza, el desánimo, la desesperanza…

Alguien que ha creído que no había salida posible y que lo único que deseaba con todas sus fuerzas era desaparecer de una vez. Con lo cual, con todo esto que escribo para ti… sé muy bien de lo que estoy hablando.

También es verdad que después comprendí que era, al menos en mi caso, un trayecto absolutamente necesario para alcanzar otro nivel de conciencia. El nivel de conciencia apropiado como para albergar en mi mente la conciencia de Prosperidad, del reconocimiento positivo, del “sí” a la vida saliendo ya por fin del “no” vital en el que vivía desde una actitud, la cual veo tantas y tantas veces en tantas y tantas personas con sus quejas, juicios, críticas y resistencias.

En mi caso fue que me ocurrió algo que nunca imaginé que me podía ocurrir. Me vi en la “obligación” de volver a la casa de mis padres porque me encontré sin ingresos económicos.

Señalo la palabra obligación entre comillas porque tiempo después, cuando me dejé de quejar por mi aparente infortunio, descubrí que de obligación nada, que también tenía la opción de haber estado en la calle con unos  cartones como toda pertenencia… En el fondo, y en Verdad, estaba eligiendo.

Sabía de mis capacidades, de mi talento, de mi experiencia laboral y, a la vez, ¡¿cómo podía ser que se me cerrasen todas las puertas como para que pudiese ingresar dinero?! Me volvía loco con este conflicto que solo ocurría en mi mente

Pero mientras me quejaba de “lo mala que era la vida” conmigo, no me daba cuenta de lo que la Vida en su infinita Sabiduría me estaba proporcionando en Abundancia para lo que más necesitaba, que nada tenía que ver con lo que la mente limitada, escasa y condicionada del ego pretendía y quería.

LA NECESIDAD DE RESOLVER A LOS PADRES

Resumiendo mucho, se me estaba proporcionando en bandeja algo crucial para cualquier ser humano: resolver a mi padre y resolver a mi madre. Y esto solo puede ocurrir en el propio interior.

Si hubiese ido a comer a su casa sólo los domingos, una escasa hora y media, nunca me habría ocupado de algo trascendente como resolver en el propio interior las figuras fundamentales de todo ser humano como son el padre y la madre.

Se me ofreció en Abundancia la situación que más necesitaba a nivel profundo. Cuando dejé de patalear, de maldecir al universo, de llorar con las mandíbulas apretadas y de pegar manotazos energéticos llenos de rabia a quien me contradijese en mi “desgracia”, de quejarme, quejarme y quejarme, de resistirme, resistirme y resistirme a la realidad tal como era… agotado en mis fuerzas, me pude tranquilizar y, con humildad, le pedí a la situación y a la Vida que, por favor, me mostraran qué tenía que aprender de esa situación.

Mi sufrimiento duró el tiempo que mantuve mi resistencia ante los hechos tal como eran. Daba igual lo que intentase en el exterior, que ninguna posibilidad económica se abría como para que pudiese salir de esa situación. Y lo necesario era que me quedase en ella, no salirme, como tanta gente pretende equivocadamente en sus vidas.

Era mi parte más esencial la que más necesitaba quedarse para lo más importante: sanar. Era el ego y su negación el que pretendía destrozar esta abundante situación que me proporcionaba directamente todo lo necesario para lo que más necesitaba en ese momento: sanar, como la base para desplegar una Nueva Vida, ahora ya sí plena de Prosperidad consciente y abundante.

Hoy no puedo dejar de dar gracias, a niveles que van más allá de lo profundo, y nunca dejaré de hacerlo por haber podido resolver en mi interior, gracias a aquella «aparente situación de desgracia», las figuras trascendentales de mi padre y mi madre, convirtiéndome en un ser adulto.

Esto quiere decir que alguien en un estado infantil subdesarrollado (que no ha madurado) en un cuerpo de adulto, pasó de un estado de dependencia, da igual a qué nivel, emocional, económico, relacional, de auto estima, etc… con todo lo que ahí se mueve de miedos, juicios y demás tergiversaciones a nivel de creencias, pensamientos y emociones… a un estado desapegado, des-identificado de todo eso y, por fin, in-dependiente. La única vía al Amor por uno mismo, lo cual es la única posibilidad de ser verdaderamente feliz sin depender de nada externo para ello.

LA ÚLTIMA PIEZA DEL PUZLE

Ni que decir tiene que en cuanto acoplé la última pieza de este puzle interno, la situación se desactivó por sí sola, sin el más mínimo esfuerzo, y pasé al siguiente nivel: comenzaron a volver los ingresos económicos, además a un nivel que nunca antes había experimentado y, lo más importante, podía amar, desde mi Libertad e Independencia interior, a mis padres tal como eran.

Y así pude ver, en rotunda abundancia todo lo que sí positivamente son mis padres, todo lo que sí me dieron y todo lo que sí siempre hubo, más allá de mi carente visión de creer y mantener creencia en todo lo que me faltó…

Y, además, con la lección esencial de lo que significa a nivel arquetípico y subconsciente tener una relación sana en el propio interior con ellos por la vinculación que el Padre tiene con el propio Éxito vital y la Madre con la verdadera Prosperidad en la propia vida

Uno de los grandes descubrimientos que pude hacer gracias a entregarme por completo a esta experiencia, fue que “dime de qué crees carecer y te diré cuál es el potencial que traes a nivel esencial, si lo trabajas y lo aprendes, de, no solo manifestar eso en tu vida, sino de convertirte en un Maestro de manifestación de eso en la Vida”.

Precisamente por esto, el inicio de tu Proceso Evolutivo, suele ser la ubicación de conciencia de carencia en eso, en lo que sea que es para ti, para comprenderlo y, a través de tu Viaje vital, fortalecerte en ello y llegar a ser eso, un Maestro, una Maestra, de tu próspera Manifestación.

Con lo que eso en lo que te crees carente (relaciones, auto estima, pareja, economía, proyectos, bienestar, felicidad, plenitud…) es el abono maravilloso para que te manifiestes como Sabio manifestador o manifestadora de ¡precisamente eso!… ¿Me sigues…?

DIME DE QUÉ CREES CARECER Y TE DIRÉ TU POTENCIAL DE MAESTRÍA

¿Qué quieres manifestar…? ¿Un nuevo proyecto profesional?, ¿relaciones más armoniosas y enriquecedoras?, ¿obtener más ingresos?, ¿mejorar el estado de tu salud? , ¿disfrutar de más tiempo?, ¿ser libre e independiente?, ¿una vida de mayor calidad, con mayor sentido y significado…?

Si te crees carente en alguno de estos aspectos, te aseguro, te lo aseguro, que tu potencial es el de llegar a ser un Maestro, una Maestra, en ello. Sólo has de recorrer el camino que partiendo de ahí te llevará a convertirte en la persona que maneja esto con soltura, sencillez y grandeza. No hay pérdida. Y esto será lo verdaderamente importante, más allá de lo que puedas llegar a manifestar en el mundo exterior: quién hayas llegado a Ser en tu Universo Interior

Ya a estas alturas es necesario aclarar que Abundancia hay por doquier, aunque sea de aparente escasez y carencia. Y que lo que mucha gente quiere en realidad es Prosperidad, sin darse cuenta de que la Prosperidad es un estado mental que responde a una mente próspera de la misma manera que la carencia responde, matemáticamente a una mente carente. Y que ambos climas mentales son responsabilidad del que los piensa, los cree, los alimenta y los mantiene.

Y aún más allá, lo que la gente cree querer, desde un estado de carencia mental, lo cual es lo que manifestará, más carencia exterior para experimentar la creación de su mente en este Juego que es vivir… quizás no corresponda con lo que de Verdad querría de estar más en contacto consigo misma.

Ni siquiera, fíjate, se trata en verdad de un coche, una casa, una pareja, un trabajo mejor, o una vida más satisfactoria en el nivel que sea, sino que , en el fondo, se trata de cómo se sentirán con esas cosas

¿Y si ya te sintieses así para que eso se cumpla manifestándose como tu realidad siempre y cuando esté en sintonía con lo que tu Alma más necesita en ese momento…?

¿Y si todo es al revés de cómo la mayoría de las personas se están creyendo…? Convendría considerarlo para evitar tanta frustración y sufrimiento ocasionados por el desconocimiento de cómo funciona Todo en Verdad.

Además, si tantas vueltas se dan acerca de la Abundancia, si hay tanta y tanta y tanta información, entonces… ¿por qué tan pocas personas manejan esto de la Abundancia y la Manifestación de la Prosperidad con soltura…? Algo deben saber que los demás no… O igual, mas que saber, algo harán de alguna manera que los demás no… ¿no te parece?

EL SECRETO DE LOS SECRETOS

Este es el secretillo: todo esto tiene que ver con la Energía y, sobre todo, con la Vibración de la Energía.

Y ahí va el secreto del secretillo: esto no es algo que se despliegue como concepto mental sino como experiencia corporal. La vibración potente es la que ocurre en el cuerpo.

Pero, como la mayoría de la población vive perdida en sus mentes confundidas y, por eso, perdidas… y sin saberlo encima… pues así van las cosas para millones de personas.

¿Este es tu caso? Bueno, si es así, ¿sigues leyendo? Avancemos:

Lo que mas necesitas para todo esto es tu cuerpo. La abundante vibración de Prosperidad , Gratitud y Logro en el cuerpo… Sensaciones corporales, no ideas etéreas sin fundamento para el mundo de la materia y su manifestación.

Si hay tanta gente que no avanza en lo importante de su vida que todavía está por resolver es porque creen estar haciendo un trabajo. Mas esto solo ocurre en sus mentes y, por lo tanto, la consecuencia lógica de esto es que no avanzan.

La Vida funciona de una manera muy determinada. Y a la vida le da igual que estés de acuerdo o no. Por que, afortunadamente, la Vida es algo más grande que tu pequeña y reducida personalidad y sus consideraciones pequeñas y reducidas.

Quien veas que está en paz y disfruta de una vida feliz es porque sabe de todo esto, lo comprende, lo acepta, lo respeta y lo vive. Quien veas que no está en paz y sufre una vida infeliz es porque no sabe nada de esto y así… apaga y vámonos que se dice.

Y si no sabes hacer esto, pues ponte aprender si de verdad quieres disfrutar de una vida mejor. Yo te enseño, es mi especialidad. Lo he cultivado durante años, en mis propias carnes como has podido comprobar un poco más arriba, con mucho estudio, dedicación y con todas las personas con las que he trabajado y a las que he ayudado durante todos este tiempo.

PODER SE PUEDE

O sea, que poder, se puede. Ahora tienes que desearlo de verdad y actuar en consecuencia. Como cuando quieres aprender a conducir o a dominar otro idioma.

Es una situación tipo “la pescadilla que se muerde la cola” que vive mucha gente que, en verdad, ni se han planteado qué claves componen eso que llaman Abundancia y/o Prosperidad. En qué consiste en Verdad.

Un poco extraño, ¿no?, querer Prosperidad sin profundizar en qué consiste, cuál es la forma en que se manifiesta, de qué manera fundamental interviene en esto lo que la persona está creyendo, sus pensamientos, sus creencias, sus emociones, lo que se dice mentalmente, sus comportamientos, sus hábitos, las lecciones que la persona tiene o no que aprender y, lo más absolutamente fundamental de todo: el auto concepto que tiene la persona de sí misma. Todo un temazo. De hecho, el temazo central de la vida de todo ser humano y de su camino evolutivo.

Mucha gente quiere manifestar Prosperidad en Abundancia sin reparar quién creen en verdad que son. Y por el momento, la mayoría de la población mundial no vive en un estado de opulencia y plenitud interior consigo mismos, sino en estados carentes y densos de la mente.

Casi todo el mundo, al menos por el momento, es su peor enemigo en lugar de su leal y su más incondicional aliado en respeto y amor incondicional.

¿CUÁL ES LA BUENA NOTICIA?

La buena noticia es que esto no tiene por qué seguir siendo así. Se puede trabajar, mejorar y trascender. Si algunos lo hemos hecho (incluso los que hemos estado en los infiernos como más arriba te he comentado), lo podemos hacer todos. Esta es la buena noticia. Bueno, el notición.

Y ya va siendo un clásico que, si no sabes cómo funciona algo, va a estar un poquito complicado hacer uso de ello. Igual que un electrodoméstico de última generación con botones que nunca habíamos visto. Casi mejor echar mano de las instrucciones para saber cómo funciona y darle su más óptima funcionalidad. Pues con esto de la Abundancia, casi mejor que casi lo mismo, ¿no?

La Prosperidad en Abundancia tiene un único requisito mas, eso sí, indispensable e ineludible: que te conviertas en la persona que lo que hace con su existir es ser una expresión viviente de la maravillosa Prosperidad y, además, en Abundancia.

Y si no sabes cómo se hace esto… insisto, quizás sea el momento de ponerte ya de una vez por todas a aprenderlo, de la misma manera que te pusiste a aprender a andar, a ir en bicicleta, a leer y escribir, a conducir o a cocinar cocina macrobiótica. ¿No te parece?

Prácticamente todas las personas andan queriendo del exterior que se les quiera, se les reconozca, les valoren, les tengan en cuenta, les escuchen, les den, les den, le den… Egoísmo, egoísmo, egoísmo… Carencia, carencia, carencia…

Pocos son todavía quienes se ocupan de, practicando y entrenando hasta dominarlo, trascender las creencias limitantes y de escasez para, empoderados en su propio interior, encarnar la poderosa Prosperidad que ama, reconoce, valora, tiene en cuenta, escucha, da, da y da a un Mundo repleto de Niños y Niñas interiores heridos que se creen carentes, en un Mundo sediento de Amor.

Pocos son todavía mas, la oportunidad está aquí y ahora para todos y todas. Sólo hay que saber cómo en tu caso, ponerte manos a la obra y persistir hasta llegar a ser quien quieres ser para conseguir lo que quieres conseguir.

Mas ya no será desde un estado ansioso… sino desde una paz interior indescriptible de saber a ciencia cierta quién y qué eres en realidad, y que lo que manifiestas en el mundo material es para algo más grande y trascendente que para las pequeñas miserias de la personalidad.

Y así el Niño, la Niña que hay en ti, podrá hacer lo que más le gusta: jugar. ¿Dónde?, en el mejor sitio del que dispones en todo el universo: tu propia Vida.

TUS SUEÑOS NO SON CASUALES

La Prosperidad y su Manifestación son un Arte que requiere conocimiento. Y casi seguro que van ligados a tus más maravillosos Sueños. Tus Sueños no son casuales, por alguna razón están en tu corazón.

Y tus sueños son los que te van a conducir a través del Viaje más asombroso y espectacular de todos los que puedas concebir: en convertirte en la persona que manifestará esos sueños. Esto es Prosperidad en Acción. ¿No te parece de una lógica aplastante? ¿No te parece sublime y maravilloso? Mira a ver qué opina de todo esto el Niño o la Niña que hay en ti, que cree sin lugar a dudas que la Magia es posible

¿Quieres venir a este otro Lado…? ¿A qué esperas? Por favor, haz lo necesario el tiempo que haga falta para convertirte en el Ser Humano Próspero que has venido a Ser. Por favor, reconfigura, actualiza y hazte dueño/a y soberano/a de tu Destino. No mereces menos.Y el Niño, la Niña, que hay en ti, que sabe mucho de Sueños, no nació para menos.

¿Hay algo más Mágico que manifestar los propios Sueños habiéndote convertido en la persona próspera, adulta, que hace Magia con su Vida? Por favor, sé la Magia que puedes Ser. Por favor… Tú eres el Genio, tú eres la Lámpara Maravillosa y tú eres el Deseo… ¿Comprendes ahora…?

Porque, vale, Abundancia y Manifestación, pero… ¿para qué? ¿Para seguir alimentando al Ego y sus pesadillas o para, por fin, nutrir y alimentar los Sueños de tu Corazón?

Ojalá tomes ya la decisión de Ser quien estás destinado/a a Ser. Y esto solo es posible a través de una Mente Próspera.

ES EL MOMENTO… ¡¡¡VEN!!!

Aquí estoy para abrazar a tu Corazón. Y con ello, estaré pudiendo abrazar al Niño, a la Niña, en Ti. Y, a estas alturas, para mí… no hay dicha mayor, ni nada más abundantemente próspero que manifestar en este Mundo: adultos maduros que albergan a un Niño interior ya contento y feliz porque, por fin, ¡por fin!, no cree carecer de nada… Y que por lo tanto se dedica a manifestar sus Sueños más adorados con rotunda Prosperidad.

¡Pues claro que un Mundo Nuevo es posible!¿Cuántos se levantan en un clamor para hacer de esto una Realidad y el centro de su existir?

Para mí no hay dicha mayor, ni más abundantemente próspera que manifestar todo esto en este Mundo. Te lo aseguro.

Aquí Estoy.

Te Amo.

Ven.

Francisko Javier de Pablo – Creador el Método «ON».

PRÓXIMO INTENSIVO DE PROSPERIDAD Y MANIFESTACIÓN

Haz click aquí para informarte