Cuando decides dejar de buscar fuera el amor, comienzas a darte respeto y amor.

Cuando decides darte respeto y amor es cuando la vida te lo ofrecerá.

Cuando decides vivir en respeto y amor te enfocas en alcanzar paz a través de los pensamientos de paz que piensas de ti, de los demás y del mundo.

Cuando tus pensamientos son de paz tienes la opción de ser quien eres porque sólo así podrás crecer.

Cuando decides crecer te expones a la vida tal como es sin racaneos emocionales.

Cuando no racaneas tus emociones comienzas a ser parte más consciente de algo mayor.

Cuando decides ser parte de algo mayor, lejos de restarte desde tus limitaciones, te sumas con tu presencia consciente.

Cuando decides sumar con tu presencia no participas de lo aparente y lo falso.

Cuando decides no participar de lo aparente y lo falso es cuando se abre la posibilidad de tu autenticidad.

Cuando decides apostar por tu autenticidad estarás creando un mundo nuevo.

Cuando decides crear un mundo nuevo te esmeras en dar lo mejor de ti.

Cuando decides dar lo mejor de ti intentas flexibilizar tu mente y abrir tu corazón.

Cuando decides flexibilizar tu mente y abrir tu corazón tu vida mejorará hasta límites insospechados.

Cuando tu vida mejora desde tu corazón estás más disponible para amarte y para Amar.

Cuando Amas, incondicionalmente, quizás el Viaje no haya hecho más que empezar…

Por Francisko Javier de Pablo