Desde que el Mundo es Mundo y hay seres humanos sobre él, ha existido y existe un método infalible para mantener la salud física y mental. Y emocional. Y en todos los niveles que conforman a una persona. Y sí, existe un método infalible para estar en paz en el propio interior, condición sine qua non para alcanzar un estado de Felicidad sin depender para ello de nada externo. Por que si depende de eso externo, lo que sea, cuando desparece, tu aparente felicidad se desinfla como un globo arrugado con lo que, igual, del todo, del todo, Felicidad, Felicidad, de la buena y de la de verdad, pues… igual no era, ¿no crees?

Paz interior, Felicidad de la buena y verdadera, Salud física, emocional, mental… ¿De verdad crees que no hay un Método que si lo aplicas con conocimiento, perseverancia, diligencia y amor no te va a dar como resultado este tipo de Vida Feliz y en Paz? Para todo hay un Método, para hacer hamburguesas veganas, para hacer la digestión, para conducir y para hacer un trasatlántico. También para cualquier estado que un ser humano quiera y decida experimentar en su interior. Incluso para no ser feliz y vivir en perturbación interior sin paz… ¡lo haces a través de un método que da como resultado precisamente eso! ¿Te das cuenta?

Porque, a estas alturas, tal y como está el mundo, resultado del estado mental de sus componentes humanos, quizás puedas observar que para no tener salud mental no es necesario disponer de un diagnóstico en el que venga escrito que padeces algún tipo de trastorno compulsivo, alguna psicosis, o demencia por la razón que sea… Basta con ser una persona de las que llamamos normal.

Bueno, si te parece, voy a cambiar la palabra “normal” por “usual”. Creo que se ajusta más a la realidad y a mí me encanta vivir ajustado, muy ajustadito, a la realidad, sobre todo la que se basa en una Verdad más profunda. Porque ya sabemos que realidades hay muchas, tantas como las creadas por cada persona en su mente y por lo tanto en la manifestación de su vida. Para bien, para mal y para regular. Y estando esta mente en el estado en el que está de forma generalizada de carencia, límite y desamor… bonito el panorama, ¿eh? ¿Te parece si seguimos a ver dónde nos lleva todo esto? Ok, vamos.

Decía que basta con ser una persona usual para padecer un tipo de enfermedad mental porque la humanidad actual tiene su estado mental hecho un estercolero. Me explico, en el sentido de que la mayor parte de la población mundial piensa en su propia contra, permite estados tóxicos de negatividad, rencor, queja, crítica y otros estados tan devastadores en todos los niveles del ser humano como la culpa, el miedo, la preocupación, la vergüenza, la revancha, el rencor, el sufrimiento (que no el dolor), indicadores todos ellos del mantenimiento de unas creencias que desembocan en la peor afrenta que un ser humano puede cometer contra sí mismo: la infravaloración, aunque sea en alguna de las áreas de la propia vida. Y la consecuencia lógica de todo esto es desembocar en estados insalubres en el sistema emocional, energético y, claro, físico. Podríamos volver a decir que bonito panorama, ¿no te parece?

No hace falta que el sistema médico te diagnostique bipolar, cuando dar una doble imagen dependiendo del interés personal que se esté jugando es un tipo de bipolaridad, ¿no? Obvio, estamos con analogías, mas, bien interesante para reflexionar…

Paranoia cuando mantienes el miedo psicológico, ese que perturba tu vida sin hacer nada útil no constructivo para tu evolución, consintiéndolo en todo tu organismo.

Una especie de anemia cuando no empleas todas tus capacidades y el poder del que eres capaz.

Esquizofrenia cuando sientes algo, piensas lo contrario, dices otra cosa y haces una cuarta que nada tiene que ver con todo lo anterior de forma absolutamente fraccionada por incoherente. Y aquí, amigos, está la Gran Clave.

Y, sobre todo, demencia aguda cuando no recuerdas quién eres, el Ser magnífico que albergas más allá de todo condicionamiento interior que te limita, en lo más profundo de tu Corazón. Y esto no es un concepto ñoño y fantasioso. Llevo muchos años trabajando con y para personas, muchos, y compruebo una y otra vez que cuando atraviesan todo eso enquistado, muerto e inútil , emergen en todo su esplendor. Lo compruebo yo y lo comprueban estas personas a través de sus propias experiencias y en sus propias carnes. Con lo que, no nos toquemos más las narices unos a otros con medianías argumentativas de un sistema de pensamiento mediocre: podemos emerger como seres saludables y coherentes, constructores de una vida que merezca mucho la alegría ser vivida, sobre todo porque podemos salir del hábito de un sistema de pensamiento mediocre para, actualizándonos albergar un sistema de pensamiento tan exquisito y sublime como queramos. Doy fe.

Tienes el Método Infalible para la Salud Integral: la Coherencia en Amor hacia ti mismo/a y hacia los demás, donde una Mente Saludable con pensamientos saludables a tu favor estará dirigiendo la Mejor Versión de tu Vida. Unas emociones por fin armonizadas con tu aspecto Esencia y tu Intuición. Unas verbalizaciones que bendigan y agradezcan desde el Corazón todo lo que sí hay en tu vida en abundante Prosperidad. Y unas acciones que te definirán como el ser humano maravilloso y sublime que puedes ser cuando, gracias a tu decisión de unificar Coherencia en tu interior, emanando en Verdad Paz Interior, Felicidad de la Buena y la Buena Voluntad que tanto necesita un Mundo dolorido y sediento de Amor.

Este es el Método Infalible del que te hablaba más arriba, la Coherencia. Mucha gente habla de este aspecto mas, no podré empoderar lo suficiente la importancia capital de la Coherencia en una persona, a todos los niveles. No vivir en Coherencia es vivir una vida a medias. Otra forma de decirlo es una vida de medianía o yendo un poquito más lejos, mediocre. El diccionario define mediocre como “que es mediano o regular, tirando a malo, en cuanto a su calidad,

valor, interés, etc”. o “indica algo o alguien que no presenta la calidad ni el valor que sea mínimamente aceptable para su entorno”. Pero no porque nadie sea intrínsecamente mediocre, sino que sus hábitos, creencias y actitudes no revisadas y puestas al día dan como resultado esto en lugar de la impresionante capacidad maravillosa que tiene todo ser humano cuando está más en contacto con su Esencia. Y te aseguro que la Coherencia de la que hablamos es puro Amor por uno/a mismo/a y, por lo tanto, el portal directo a tu Paz y Felicidad interiores. Esto no es metafísico, es técnico. ¡Técnico! ¡Existe un Método para hacerlo! ¡Y a la medida de todos los seres humanos!

Coherencia, sí. Cuando un Ser Humano que siente, piensa, dice y hace en la misma dirección, basado en la Bondad y en el Amor Constructivo, es un ser humano por definición saludable. En mis formaciones y conferencias suelo preguntar que si la gente conoce a mucha gente coherente y la respuesta, prácticamente siempre unánime, es que no. ¿A qué está esperando la Humanidad…? ¿A qué estás esperando tú? ¿No dices que quieres una Vida mejor, y hasta un Mundo también mejor? ¡Tienes un Método, es técnico!

Si no sabes cómo hacerlo… ¡ponte a aprenderlo! Busca quien te ayude, igual que buscas un mecánico cuando se te estropea el coche o auto, cuando se te rompe el móvil o celular o cuando te duele una muela y acudes al dentista. Yo te ayudo, si quieres, es mi especialidad. Ver lo que no ves de ti y que no es tan obvio porque, o es un punto ciego, o está en el subconsciente, o estás en un sistema de creencias que crees real mas que te puede estar apartando de una Verdad profunda vinculada a tu verdadera Felicidad. Y como yo, muchas otras personas que también podrían orientarte. Lo importante es que te pongas en marcha en este sentido, el primer paso. Luego ya va todo rodado. Sobre todo si te rodeas de buenas compañías.

Coherencia que construya avance y desarrollo, Amor, no la coherencia destructiva del psicópata que siente odio, piensa en matar, lo dice y lo hace, en coherencia con su realidad interior.

Decía que gracias a tu decisión de unificar Coherencia en tu interior es como estarás experimentando y emanando en Verdad Paz Interior, Felicidad de la Buena y la Buena Voluntad que tanto necesita un Mundo dolorido y sediento de Amor. Cuando estás en Coherencia tu energía está unificada, no manteniendo conflictos interiores, la mayor fuga energética conocida. Y necesitas mucha energía, toda, para sacar adelante la mejor versión de tu propia vida con todas las bendiciones que esto te puede suponer en todos los sentidos y aspectos de tu existencia. ¿Vas viendo por dónde va la cosa y la dimensión de la misma?

Yo ya estoy en ello. De hecho, gracias a todas las pruebas que se me plantearon para fortalecerme en lo que me impedía empoderarme en mi Coherencia. Lo convertí en la prioridad de mi Vida, ser Coherente. Ser Coherencia. Y mucha gente que conozco también. Todos y todas “remangados” haciendo cada día, cada día, te lo aseguro, de este lugar que es nuestro Mundo, un lugar Nuevo. Y Mejor. No es que sea posible… ¡es que ya lo estamos haciendo!!!

¿Te vienes? ¡¡¡Ven!!! Serás súper Bien-Venido/a con los brazos abiertos.

Por favor… Sé la Magia.

Gracias. Siempre. En Amor

Francisko Javier de Pablo

Creador de El Método “ON”, la Fórmula de la Manifestación de Todo lo Bueno en tu Vida.